Otra vez Homeland

Homeland-season-three-012.jpg

(Contiene espoilers de las primeras cinco temporadas de Homeland)

Una pregunta recorre las tascas, oficinas y círculos de amigos de todo el país: ¿será capaz Homeland de cambiar de piel otra vez? La premisa inicial se sustentaba sobre un secreto y una relación, la de Brody y Carrie, que, tras la magnífica primera temporada y desvelado el pastel, solo podía alargarse mediante artificios y trampas. Aquella relación tortuosa se alargó más de lo recomendable, pero podía haber sido mucho peor. Por una vez, se puso por delante la consistencia del guión y tuvo lugar la polémica muerte de Brody, el sacrificio de un hilo argumental que podía resultar exitoso de cara a las audiencias pero que estaba hipotecando la credibilidad y recorrido de la serie.

Con Brody fuera de escena, Carrie y los nuevos arcos argumentales se las apañaron para mejorar lo que había quedado de serie. Desde entonces, los años han seguido pasando y ya casi nadie se acuerda de Brody y su irritante hija. Hace ya mucho tiempo que Homeland no es la serie de un yihadista infiltrado y su perseguidora/amante, sino otra cosa mucho más amplia, sin los lastres y limitaciones de la premisa inicial. Homeland, sin tales cortapisas, ha podido crecer hasta convertirse en la serie de espías (perdón: de analistas) de referencia.

Sin embargo, Homeland vuelve a encontrarse ante una encrucijada. La última temporada asistimos a los inicios de Carrie en el mundo de la seguridad privada. El asunto no acabó especialmente bien, y sus salidas laborales comienzan a verse reducidas, especialmente las que tienen algo que ver con la CIA, la otra pata de esta mesa. Ya dejó claro que no quiere volver a la Agencia, o que no debería volver: nadie confía en ella, o nadie debería, por más que casi siempre tenga razón. Carrie es, hoy en día, un personaje demasiado complicado, con tantas cargas y limitaciones que obligan a los guionistas a realizar verdaderas piruetas para que Homeland siga siendo, más o menos, la misma serie.

Ahora toca elegir. Desconozco los planes de Showtime pero, a las alturas de la sexta temporada, es posible que sea el momento de empezar a buscar la salida, porque tal vez no sea un cambio de piel lo que necesite Homeland sino el fundido en negro definitivo.

Filmaffinity: 7.7
IMDb: 8.4

Anuncios